12 de julio de 2008

Judas Priest: Nostradamus



No hace mucho han hecho llegar a mis manos lo último de Judas Priest: Nostradamus. Esta nueva entrega de los ingleses es probablemente para un seguidor como yo toda una sorpresa. Concebido como un disco conceptual y presentado en un doble formato, relata la vida de Nostradamus el famoso profeta.

La primera impresión cuando llega a tus manos una de sus ediciones deluxe es la de encontrarte ante otro grupo que no son los Judas. Al abrir el libro y ojearlo podemos ver las letras de las canciones en un formato más que interesante. Incluso podemos encontrar alguna versión actualizada de los cuatro jinetes del Apocalipsis de Durero.

La escucha no deja indiferente a nadie por lo que he leído por ahí. El disco está estructurado de una forma que los Judas no nos tienen acostumbrados. Se compone de dos discos con un total de 23 pistas. Algunas de las pistas sirven como introducción a temas más largos, siempre bajo la temática de la vida de Nostradamus. Algo que me ha chocado mucho es que han vuelto a utilizar los sintetizadores, lo cual supongo que a mas de uno puede haber molestado (a mí no).

Que los Judas hallan creado canciones de temática épica y/o sinfónica es algo que no hubiera concebido nunca, pero todo puede ser (excepto la división por cero). Me gusta mucho como suena Halford en este disco, se le encuentra fuerte y bastante poderoso. Lo que se echa de menos es un poco más de agudos, aunque quizás sea un buen momento para probar cosas nuevas. Aunque sí que se agradece algún pasaje acelerado como en Persecution al estilo de Frewheel Burning del Defenders of the Faith (disco más que recomendable). Debo de mencionar que podía haberse ahorrado cantar estrofas en italiano en el tema Pestilence and Plague, porque verdaderamente no le aportaba nada al disco.

En cuanto a las guitarras aparecen todos los tipos de riffs que pueden relacionarse con los Judas: pesados y lentos, y otros más cercanos a su disco anterior Angel of Retribution. Lo que no me gusta es que hayan abandonado su tendencia a hacer aquellas batallas de solos en sus canciones. En mi opinión desde el Painkiller han cambiado el estilo de hacer los solos y ya no nos deleitan con aquellas maravillas a dos guitarras de antaño, aunque esto es únicamente una apreciación personal.

Hay también alguna sorpresa como el videoclip del tema War que está realizado íntegramente en tres dimensiones. Esto es una sorpresa porque quizás sea una de las canciones más épicas del disco, y probablemente más difícil de plasmar en un videoclip. Aquí os dejo el enlace por si tenéis curiosidad.

En mi opinión es un disco interesante para formar parte de cualquier colección, con canciones muy buenas. Si ya eras fan de los Judas es posible que quedes decepcionado y tengas ganas de quemar el disco, o todo lo contrario: que lo encuentres un disco fascinante. Si no conocías a los Judas puede que te guste o no, pero ten en cuenta que este no es el estilo original, así que es recomendable que escuches algunos discos de su repertorio.

2 comentarios:

Fco. Javier dijo...

Esperaba este comentario, hombre. Tengo la sensación de que debo escucharlo. Como sabes de Judas sólo he escuchado el Painkiller y lo que me hayas dejado, y no indagué más básicamente por parecerme pelín simplón, supongo que no es mi campo. Pero vaya, he leído cada elogio a este disco que he quedado impactado, hasta comparaciones con bandas de doom metal en alguna canción, que ya era total descoloque.

El videoclip en 3D es vergonzante, parece la cortinilla de entrada de un programa de una televisión local XD. Si es que para estas cosas hay que tener presupuesto holgado, o si no pasa irremediablemente que parecen hechas por un becario con el 3D Studio. Otro caso relacionado (que realmente tiene trabajo, pero aún así produce vicisitud): http://youtube.com/watch?v=qdNNfsSZOts

Gloria dijo...

Me alegro de que te haya resultado fascinante.
Un besote.