14 de octubre de 2007

Pensar o morir de sed

Hace poco leía un artículo en Fogonazos sobre los bosquimanos, probablemente uno de los pueblos más interesantes que existen hoy en día. Viven como hace miles de años lo hacían nuestros antepasados, son cazadores recolectores, ni más ni menos. Esto no sería nada sorprendente, pero el desierto del Kalahari no es precisamente el lugar más acogedor del mundo. Las altas temperaturas y la ausencia de lluvias, hacen extremadamente difícil la tarea de buscar agua, por lo que los bosquimanos han tenido que idear otras técnicas para abastecerse de agua. Este vídeo de fogonazos me ha refrescado una de las secuencias que mayor impresión me ha causado nunca: cómo utilizar un papión para conseguir agua.



Hace años que vi esta secuencia dentro de la película "Los dioses deben de estar locos", entonces me hizo pensar y ahora lo ha vuelto a hacer. Debo decir que la técnica para manipular al papión es como poco de lo más original que he visto nunca. Y por otro lado el ya de sobra conocido hecho de que donde hay necesidades, surgen nuevas ideas. En cuanto a la película, mencionar que si bien ciertas partes son muy interesantes de ver (entre ellas la aquí mencionada), podríamos considerarla como una sandez interesante de ver.

1 comentario:

Daniel dijo...

Altamente curioso la verdad, el tema de machacar raices de plantas sí que lo había oido (aunque cuidado, algunas son venenosas), pero lo de darle sal y esperar a que tenga sed es sorprendente. Sobre todo ese momento recordatorio del capítulo donde Homer tiene la mano dentro de la máquina de refrescos.